The show must go on

Ahir vaig poder gaudir novament del teatre, amb Xavi Castillo. La frase del títol ve perfectament adient perquè l’actor alcoià hagué de fer un esforç com sols saben fer els grans actors. Amb una laringitis que únicament li permetia fer (aixó sí, eixa sense dificultat) la veu del capità moro d’Alcoi (ja sabeu, “Això ho pague jo!”), el Xavi va dur endavant com fa sempre una de les seues obres, en aquest cas, Històries de reis i bufons, repasant l’actualitat (i ara en té molta) política del nostre País, molt adient, a més, perquè prou gent que vam anar veníem de la manifestació que es va produir ahir als carrers de València contra la impunitat de Camps, la manipulació de Canal 9 i tots els desgavells que estem sofrint els últims temps.

Mentres escoltava el Xavi amb les seues històries, em va venir a la ment un nom, el del gran Pepe Rubianes, perquè Xavi Castillo probablement és dels actors que més li pareix, ell és capaç d’enfrontar-se diariament ell a soles amb tot el públic i aconseguir que no parem de riure i d’identificar-nos amb tot el que ens diu. Per això no és d’extranyar, i sincerament, em va emocionar escoltar-lo, quan va començar la obra com a tal (després del repas d’actualitat) va dedicar la representació, com fa últimament a Pepe Rubianes. Segur que si ho haguera pogut veure el bo de Pepe s’hauria pixat de riure com vam fer els qui erem allí.

Anuncios

Mal día para el teatro, el humor y la cultura

Hoy es un día triste, muy triste. Hoy ha fallecido Pepe Rubianes. Repasando artículos antiguos he encontrado uno que escribí el 21 de abril del año pasado cuando anunció que dejaba su espectáculo al habérsele diagnosticado un cáncer de pulmón. Desgraciadamente para todos sus fans, la enfermedad ha sido más fuerte y nos ha borrado una sonrisa a todos los que amamos el teatro, el humor y la cultura. Desde que me he enterado me encuentro con pocas ganas de escribir, así que dejaré lo que escribí aquel día además de un vídeo que he encontrado de una parte de su espectáculo Rubianes solamente. Desde aquí, simplemente mandó el más sentido pésame para todos los que te querían y te admiraban (en este grupo ‘semos’ muchísimos) y te doy las gracias por todo lo que me has hecho reír y disfrutar con tu saber hacer. D.E.P.

Más

Reflexiones de un tres de junio

En primer lugar, hoy, tres de junio, Francisca Lucas ha cumplido 75 años. Este es un nuevo cauce de expresión para volver a decir: “¡Felicidades, mamá!” Como pequeño presente, una canción de Serrat, cómo no, que me pasó mi hermana Fanny. Los tres hermanos compartimos su letra:

No es que no vuelva porque me he olvidado
Más

Siempre igual, ¡qué cansinos!

Cada vez que se acerca algún acontecimiento de selecciones importante, los futboleros de este país empiezan a proclamar a los cuatro vientos que esta vez sí va a ser la buena y la selección española no sólo va a pasar de cuartos de final, sino que va a ganar el campeonato de turno. Pero, claro, no faltan los casos contrarios, como la compañía que promete reducir precios si eso se produce (lo cual saben que es más difícil de conseguir que la objetividad en canal 9) o como el maestro Forges, que nuevamente clavó, con su excelente análisis diario, el meollo del asunto.

Un placer de lectura

Llevaba tiempo en que no conseguía engancharme a ninguna novela, quizá por el principal motivo de que no siempre se puede llevar un buen ritmo y hay épocas en que el agotamiento aplaca las ansias devoradoras de narraciones. Los dioses (romanos, supongo) quisieron que cayera en mis manos la última novela de Eduardo Mendoza, El asombroso viaje de Pomponio Flato. Un verdadero placer de lectura.

Más

Denúncia freaky

El que hom no pot discutir és que el fenòmen del xiqui-xiqui ha fet parlar-ne a quasi tots (en un sentit o un altre). Més enllà de fer-ne més valoracions, vull deixar una versió que m’ha arribat un poquet més nostra, denunciant tot el que ja sabem i que tant de temps estem soportant.

Gracias

Hace un poco más de dos meses comencé mi andadura por este blog gracias a la plataforma wordpress. Tras este tiempo acabo de alcanzar las mil visitas. Como dirían los guionistas del Gran Wyoming, mi becario es el responsable de la gran parte de ellas porque entra todos los días unas diez veces, así como allegados suyos. Pero, bueno, si le unimos dos o tres visitas familiares, hay por ahí tres o cuatro incautos que han entrado alguna vez a solazarse por estos lares (alguno incluso, ha dejado su comentario). A todos, muchas gracias.

Más

Anteriores Entradas antiguas